Necesidades Psicológicas Fundamentales

Existen necesidades fisiológicas vitales para el ser humano como pueden ser respirar, beber o dormir. La no satisfacción de estas necesidades básicas puede significar la muerte de nuestro organismo en no demasiado tiempo.

En el plano psicológico podríamos decir que también existen necesidades psicológicas básicas. De la misma forma, éstas condicionaran nuestra conducta, nuestros pensamientos, nuestros objetivos… incluso, para autores como Georges Pierret, doctor en medicina y experto en terapia Gestalt, la ausencia total de estas necesidades psicológicas básicas puede suponer también la muerte de una persona.

Para recordar facilmente estas 3 necesidades psicológicas fundamentales podemos recurrir al acrónimo que se forma con cada concepto: Libertad, Amor y Seguridad. L.A.S

Tanto si a lo largo de nuestra infancia hemos tenido carencia de alguna de ellas, como si no, siempre vamos a ir en busca de la satisfacción de estas necesidades psicológicas básicas.

Las 3 necesidades provocan emociones, luego la emoción es una buena forma de poder identificar nuestra necesidad psicológica. Te proponemos que busques la tuya a través de tus emociones.

La libertad nos hace sentir que podemos llevar a cabo un pensamiento, sentimiento o acción de acuerdo con nuestra elección o voluntad. Sentirnos libres es sentir que se respeta nuestra voluntad individual y que además somos responsables de nuestros actos.

La falta de libertad, te va a provocar enfado, porque como sabemos el enfado nos informa de nuestros límites (alguna de nuestras líneas rojas se ha traspasado o se nos está imponiendo una limitación a nuestra capacidad). Podemos identificar la necesidad de libertad, de nuestro entorno o del mundo en base al enfado que observamos.

Será difícil que puedas desarrollar tu dimensión espiritual si sientes ausencia de libertad, si te sientes con dependencia emocional de personas o situaciones. 

El amor, según Pierret, el amor es una necesidad vital de establecer una relación con otro ser, de dar y recibir ternura y, por tanto, de sentir al otro. Según la escritora y conferenciante Pilar Gomez-Acebo, sentirse amado se puede traducir en sentir que importamos y en sentir que aportamos.

La necesidad de amor nos va a provocar una emoción de tristeza, de pérdida. Todas las personas necesitamos sentir amor y si sentimos emociones como la nostalgia, pena, melancolía… pueden indicarnos la no satisfacción de esta necesidad psicológica básica.

La Seguridad, cuando nacemos, se traduce en sentir la presencia del otro, luego se convierte en disponer de una mano sólida con la que contar y con la certeza de no ser abandonado. En la edad adulta, la seguridad la obtenemos a través de disponer de unos mínimos afectivos y físicos, de sentir que comprendemos el mundo y lo podemos gestionar.

La falta de seguridad siempre va a estar ligada con las emociones de Miedo, recordemos que el miedo nos informa de nuestra falta de recursos frente a una amenaza. La necesidad de seguridad y la necesidad de amor están estrechamente ligadas.

Tanto si has vivido carencia de alguna de estas necesidades como si no, buscarás satisfacerlas o mejorarlas

Ahora ya sabemos que LAS EMOCIONES entre otras cosas, nos pueden ayudar a identificar nuestras necesidades psicológicas fundamentales.

Te propongo un ejercicio…

Piensa en 3 personas importantes de tu vida (padres, hermanxs, pareja, hijxs, amigxs, compañerxs,…) y escribe, para cada una de ellas:

¿Cómo me demuestra/percibo/me doy cuenta que le importo?

¿Qué creo que le aporto?